sábado, 17 de septiembre de 2011

Circa 94 de Fran Ilich


Siempre he pensado que los noventas mexicanos comenzaron en 1994 con el error de diciembre y con la aparición del zapatismo. Orión, el personaje adolescente creado por Fran Ilich, data sus noventa con la asistencia a ese enorme rave que sucedió en California en ese mismo año y que da nombre al libro, Circa 94. Orión observa los demás eventos, desde la muerte de Kurt Cobain hasta la cris económica, como tangenciales. Lo cual habla del zeitgeist de ese momento donde la música, las drogas y los eventos masivos eran los últimos reductos para escapar de una realidad que ya no tenía esperanzas.
Hábil narrador e historiador logra crear un abultado relato generacional, un mapa de lo que significaba ser joven en esa época ida. La sensación de estar siempre a la vanguardia, de utilizar las drogas y la tecnología como una forma de crecimiento personal sin caer en lo maldito tan en boga hoy día. Es más, Orión, personaje fronterizo, tiene ideas muy claras sobre el mundo, pero no sobre él. Lleva una sana relación con sus padres, además de sufrir, como buen adolescente, por su novia con la cual nunca ha tenido sexo.
La novela además reflexiona sobre la literatura, en específico en los aspectos accesorios: los encuentros, las primeras publicaciones de una carrera en ciernes, los chismes entre escritores, las relaciones entre Tijuana, San Diego y la Ciudad de México. Todo lo hace desde esa visión de púber enojado, a la cual le falta malicia, pero que por lo mismo es rabioso y a la vez desencantado. Orión desea escribir la gran novela mexicana, con el ego exacerbado de cualquier escritor en ciernes, que siente que él si podrá concretar lo que tantos antes han querido realizar.
Todas estas virtudes y defectos de Orión logran hacer del personaje un ser real. Uno no puede más que dejarse atrapar por la trama y sufrir o gozar a trompicones todo lo que sucede en aquel 1994 de larga memoria.
Relacionada temáticamente con sus dos novelas anteriores, Tekno-Guerrilla y Metropop, es en realidad la simiente de estas dos. Como ha especificado en más de una entrevista Fran Ilich, la novela fue escrita mucho antes que estas. Por lo que creo que el tema ha quedado agotado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario