martes, 28 de agosto de 2012

Manual del intelectual progre en facebook


1.-Hay que quejarse. El mundo no se dará cuenta de lo increíblemente diferente que eres si no tienes una queja diaria. Puede ser contra el jefe de gobierno, sobre el hambre en el mundo o sobre el taxista que te llevó en la mañana.
2.-Lo principal es odiar lo que todo mundo ama. Si se estrena la nueva película de Batman, por ejemplo, debemos poner una enfática diatriba contra ella, tildarla de sosa, de aburrida, de pretenciosa. Menciona una oscura película o un cómic. Remata: el libro es mejor.
3.-Es importante mencionar algún tipo de alimento o bebida que nos ofrezca distinción. Puede ser algún té (es mejor usar la palabra infusión) regalo de un amigo que viajó a Inglaterra o directamente de exportación del Sumesa. El chai ha bajado mucho en status debido a que hay marcas nacionales. Siempre será mucho mejor el té verde de alguna perdida tienda china así sea de mala calidad o las mezclas de menta, fresa con manzanilla. El de boldo o muitle quedan fuera del rango de acción. Aunque en la India el cardamomo sean el equivalente del boldo.
4.-La cerveza artesanal siempre será un hit. Lee las recomendaciones de Chilango o compra El libro de la cerveza. Puedes sacar miles de post gracias a este compendio. El vino es importante pero la cerveza es trendi. La Cucapa y la Minerva han bajado en el nivel de rarezas, no lo olvides.
5.-Deberas sacar fotos a tus libros. Escoger las ediciones más bellas. Si tienes libros de Nórdica, Galaxia Gutenberg o Ediciones del Asteroide qué esperas para sacarles fotos y subirlas a Instagram. Los autores de Europa del Este siempre estarán cotizados. Alguna cita de ellos, de algún corresponsal de guerra en los cuarentas, algún preso político de Stalin o un sobreviviente del Gulag será ideal. Los japoneses también son importantes. Murakami no, por favor. Debe ser un escritor poco conocido en México. Si eres mujer Clarice Lispector o Gioconda Belli son ideales. No importa que no hayas leído a ninguno de ellos. Tus contactos de Facebook tampoco.
7.-Cuando te inviten a un evento y tengas la suerte de viajar pon que no podrás asistir porque estarás de gira en Marruecos o en Nueva York. Cambia tu lugar de residencia aunque solo estés dos horas en el aeropuerto de Lima.
8.-Por último, la foto de perfil en Europa es importantísima. Una cantina funciona igual, pero deberás poner citas sobre el alcoholismo. Las chicas se reducen con esto.

lunes, 20 de agosto de 2012

El ejército realista (Literatura de terror en México)

Hace algunos años el escritor norteamericano Peter Straub vino a México y al inicio de su ponencia pidió disculpas por desconocer cuáles eran los escritores más representativos del género en nuestro país. Rafael Martínez Lloreda, un escritor, le advirtió que no debía preocuparse pues no existían exponentes.
            Para ese momento (1997) tal vez era cierto. Hacer un mapeo de los escritores de terror o que lo cultivaban en México significaba encontrarte a un viejo ermitaño como Mario Cruz y a muchos otros que lo hacían secretamente en su casa sin llegar a publicar nada. La llegada de una nueva generación más enganchada al cine y a las redes sociales ha permitido un relajamiento en el duro canon literario de nuestro país.
            No es que el terror no se cultive en nuestro país es que es perseguido y denostado por los colegas escritores que prefieren otros géneros. El realismo, como explica Alberto Chimal, a fin de cuentas es también un género. Las razones de esto pueden ser diversas. Norma Lazo, narradora, autora del libro “El mecanismo del miedo” nos dice que “…en Latinoamérica somos muy pretenciosos. Hay un desprecio hacia el género. Todos quieren hacer ‘grandes cosas’, ser artistas, hablar de los problemas más ‘profundos’ del ser humano. No se dan cuenta de las virtudes del género para fabular profundizar. Los cineastas quieren ser Bergman o Tarkovsky. Los escritores quieren ser Mussil o Flaubert. Como si hacer género te excluyera de un gold team. Yo nunca he sentido esos complejos.”
Bernardo Esquinca, uno de los escritores más celebrados por sus libros “Demonia” y “Los niños de paja” explica que: “El terror es denostado en nuestro país por parte de la academia, los críticos y los escritores más solemnes y pretenciosos, que lo desconocen y no saben de qué se trata.” Rodolfo JM, narrador y antologador de dos interesantes compilaciones de cuentos de género negro “negras intenciones” y de terror “El abismo”, tiene una teoría similar: “En México, por ejemplo, los intelectuales tienen una historia muy cercana al poder del Estado, sobretodo al de los gobiernos ‘de la revolución’. En ese contexto se ha institucionalizado el ‘realismo’. Un escritor que no se apega esos esquemas es calificado de excéntrico, en un sentido peyorativo. Aunque lo cierto es que de unos años a la fecha ese molde se está rompiendo.”
A pesar de estos prejuicios el terror ha ido tomando un lugar dentro de la literatura mexicana. Si Straub viniera de nuevo, tendríamos varios nombres que mencionarle y libros para que se llevara. Entre ellos estaría Carlos Bustos, quien vive en Guadalajara, Jalisco y tiene en su haber el Premio Nacional de Literatura “Gilberto Owen” del 2009. Ha publicado en una decena de antologías y “Fantásmica” una novela hecha de cuentos. Dónde un padre que puede ver muertos, es reclutado por el vaticano para desentrañar misterios. “Fantásmica” retoma el cuento fantástico latinoamericano y lo mezcla con el terror pulp nortemaericano. La mezcla es increíble.
Norma Lazo es una escritora que ha cultivado el género de muchas formas, ya sea haciendo, guiones, ensayos y artículos sobre él o dándole cabida en los diferentes espacios que ha tenido. “El horror en el cine y en la literatura” es un ensayo dónde Lazo expone los diferentes tipos de miedo que existen y dónde mezcla su propia experiencia con posiciones filosóficas y piscológicas. “El mecanismo del miedo” es a su vez, un ejercicio de llevar los preceptos de “El horror…” a la narrativa. La niña personaje, María José, alter ego de Lazo, descubrirá el miedo y la literatura al mismo tiempo una vez que debe irse a vivir a la casa de la abuela.
Bernardo Esquinca es todo un caso extraño ya que es un escritor dedicado exclusivamente a los subgéneros y que goza de respeto dentro de la literatura. Esquinca abreva de Stephen King y JG Ballard para crear cuentos acordes a nuestra identidad. “Los niños de paja” y “Demonia” no necesitan de recurrir a la Llorona para descubrirse nacionales. La novelle contenida en “Demonia” y que da título al libro es un recorrido por los recuerdos de unos estudiantes católicos que presencian una posesión demoniaca. Sus cuentos perturban, crean expectación y se afincan mucho en las imágenes cinematográficas.
Nestor Robles, tapatío pero afincado en Tijuana desde hace años, es cineasta y se encargó de compilar una serie de relatos de terror en cuatro tomos con escritores cercanos a Baja California. El resultado fue “Cuadernos de la sangre”, que se pueden leer vía PDF en su sitio de internet o comprar por correo en el mismo lugar. “Cuadernos de la sangre” es un recorrido variopinto de muchos escritores que se nutren más del cine que de la literatura. Que no tienen complejos y que abordan temas que otros solo soslayan.
Arturo J. Flores es periodista, narrador y fan del metal. Arturo tiene tres libros de cuentos que abordan de diferentes maneras los temas clásicos del género. “Cuentos de hadas para no dormir” tuerce los personajes idílicos y les da nueva vida. Santa Claus es degollado, un sueño sueña una vida aburrida. “Martini para suicidas” es un recorrido a ritmo de metal por vampiros que son obligados a suicidarse, sodomitas que torturan ángeles y demás seres provenientes de la oscuridad. “Como una sombra vil” conserva el tono oscuro pero lo mezcla con la melancolía.
Pepe Rojo es uno de esos escritores que si hubiera sido norteamericano sería una leyenda. Ha sido el creador de los Minibuks, de la revista SUB y de la editorial Pellejo. “I nte rrupciones” recopila algunos de sus cuentos que mezclan a partes iguales su gusto por la filosofía (Zizek), la ciencia ficción y su muy particular humor.
Para tener un panorama aproximado de lo que sucede en el género dentro del país es necesario acercarse a la antología realizada por Rodolfo JM “El abismo”, donde reúne a 18 escritores emparentados con el terror o que están de lleno en él. Los cuentos, como toda antología, varían en calidad. Sin embargo destacan los relatos de Federico Vite, Esquinca, Villegas, Rojo, Haghenbeck, Acosta y Alvahuante.
El boom del terror en los ochentas se dio gracias la política neoliberal y militarista de Ronald Reagan. El género, lamentablemente, siempre está ligado a momentos álgidos dentro de los países. Para aceptar el miedo debemos sublimarlo, por eso en este momento de nuestro país es el propicio para que surjan nuevas voces. Ya las hay y vendrán más.

lunes, 13 de agosto de 2012

Te lo juro por Saló de Arturo J. Flores


Si Arturo J. Flores viviera en otro país sería un hit literario. Sus libros ya hubieran sido adaptados para películas independientes y sería panelista de diferentes programas de televisión. Sería un rock star literario, algo como lo que hace Chuck Klosterman actualmente. Pero Arturo vive en México y la pesada lápida de la tradición lo hace estar lejos de las mieles del éxito masivo. Para empezar no escribe biografías sobre héroes patrios o sobre escritores oscuros de Europa. No ha ganado becas literarias, sino por el contrario, es un reportero y editor labrado en el trabajo. No es norteño y menos pone epígrafes de cumbias en sus relatos. Flores lo que hace es demodé: mezclar rock and roll y cine para dejarse llevar por sus obsesiones.
            En “Te lo juro por Saló” cuenta la historia de dos clasemedieros, nada especiales, que deciden ir a cumplir su sueño americano por medio del cine. El protagonista y narrador, al que el decadente star sistem de la pornografía lo acaba nombrando como Luke, es un machin mexicano que desea cumplir el sueño de poder vender un guión a Hollywood. Sueño que muchos han tenido en la cabeza de una u otra forma. Lo interesante del libro es que no hay referencias pedantes al cine, por el contrario, la pareja de pornógrafos tiene como referentes el cine más comercial de Estados Unidos (Star Wars, Gran Torino) y las clásicas Europeas (Saló, Underground). No buscan a Gus Van Sant para que les dirija su historia sino al Hollywood de esplendor sucio de los setenta, encarnado en Clint Eastwood.
            Pronto Luke y Michelle se darán cuenta que por los bulevares angelinos recorren a diario miles de personas que buscan ser “descubiertas”. El dinero se acaba rápidamente y ellos se la pasan teniendo sexo y viendo películas sin preocupación. De Eastwood ni sus luces. Pero qué tal cuando deciden pedir trabajo de extras en una maloliente oficina donde conocerán a su hada madrina oscura, encarnada en un inmigrante cubano que los introducirá en el mundo del porno menos atrevido.
            Flores recurre a su conocimiento de la cultura norteamericana para crear una fábula fantástica en que nos encariñamos con el inocente y torpe Luke. Digo fábula fantástica porque como buena película se dan golpes de suerte que solo un guionista podría inventar para sus personajes. La riqueza angelina llega a raudales, las drogas y los sueños, pero todo tiene un precio.
            La parte más divertida es cuando recurren a los grandes clásicos del cien camp y basura mexicano para revitalizar la escena porno  estadunidense y sus créditos autorales quedan modificados para hacerle justicia al mexican curios.
            Es interesante que esta novela haya ganado un premio literario prestigiado como el “Justo Sierra O’Reilly” de 2011. Flores recurre al lenguaje cinematográfico para hacernos “ver” cosas que el interesa. Utiliza la jerga del cine para jugar con ella y los giros dramáticos inesperados para mantenernos leyendo hasta el final.
            Si Arturo J. Flores viviera en California algún loco productor ya le hubiera comprado los derechos y lo tendría trabajando con un gran poster de Paris Hilton en la pared, una adaptación de su propia novela.

#YoSoy132, historia de una marca

En la segunda marcha Anti Peña Nieto un niño de escasos seis años caminaba alegremente con sus papas tomado de la mano. Bruno se llama y es hijo del escritor Mauricio Bares y de la diseñadora Lilia Barajas, ambos editores. Bruno nos pregunta que si sabemos ¿por qué Peña Nieto se llama Enrique? No, contestamos, a lo que él responde moviendo sus manos como si contara dinero: porque se quiere enriquecer.
            Ellos, como millones de mexicanos han salido a las calles para protestar por lo que el movimiento #YoSoy132 ha llamado la imposición de un presidente. Durante varios meses antes, las encuestadoras más importantes del país daban a Enrique Peña Nieto como el seguro ganador de la contienda presidencial de este año. El político mexiquense había salido victorioso de unas complicadas elecciones en su estado natal, el segundo más populoso de México, luego de que los otros dos partidos más grandes del país, el de la Revolución Democrática y el Acción Nacional no pudieran hacer una alianza que frenara el avance de Peña Nieto.
            Su vida parecía de  telenovela, joven, exitoso, casado con una actriz de la empresa de medios de habla hispana más grande del mundo, Televisa. Pareciera que esta carrera en ascenso sólo podía coronarse con su arribo a la presidencia. Su campaña caminaba sin prisas frente a dos adversarios que no daban visos de poder siquiera disminuir algunos puntos en las encuestas. Su coordinador de campaña, Luis Videgaray, había mantenido una imagen impecable hasta el 11 de mayo en que Enrique Peña Nieto, como parte de una gira por universidades presenta su plataforma política en la Universidad Iberoamericana Ciudad de México.
En la ronda preguntas y respuesta algunos estudiantes lo cuestionan sobre un incidente acontecido en una comunidad llamada Atenco, en la que se hizo uso de la fuerza policiaca sin medida cuando presidio el gobierno estatal. El priísta admitió: "Tomé la decisión de emplear el uso de la fuerza pública para restablecer el orden y la paz". A lo que los estudiantes respondieron con gritos de ¡Fuera! ¡Fuera!
La respuesta de su partido consistió en minimizar el hecho y argüir que los estudiantes de la Ibero eran esquiroles de otros partidos políticos y no verdaderos estudiantes. En un video que subieron al canal oficial del entonces candidato, con un increíble trabajo de edición y montaje, eliminaron todo rastro de la manifestación contra su persona. En ningún medio de comunicación dieron cuenta del hecho, sin embargo la noticia se supo casi de inmediato gracias a las redes sociales. Las fotos y videos comenzaron a menudear. Por fin alguien había abollado la cuidada campaña.
Los estudiantes contestaron tres días después a través de la red social Youtube, con un video donde los 131 alumnos que habían orquestado la manifestación decían su nombre, número de cuenta y mostraban su credencial para comprobar que efectivamente eran estudiantes de la universidad y no “esquiroles”. El video estaba dirigido a “Joaquín Coldwell, Arturo Escobar, Emilio Gamboa, así como medios de comunicación de dudosa neutralidad”. Y explicaban que usaban su “derecho de réplica para desmentirlos, somos estudiantes de la Ibero, no acarreados, no porros, y nadie nos entrenó para nada".
En twitter y por solidaridad muchas persona hicieron el hashtag #YoSoy132, que se volvió tema mundial ese día. En dicha red social cuando un tema es compartido por muchos al mismo tiempo se la llama Trend Topic. Para facilitar el acceso a dicho tema se le antepone un símbolo # o hashtag.
Otro video en las redes sociales desenmascara el uso de trabajadores llamados boots que se dedican a inflar los temas que le interesan al candidato Peña Nieto. En el video se ven muchas personas con computadoras escuchando las órdenes de alguien que parece ser el coordinador, justo antes de que comience el primer debate presidencial. Cosa que se comprobaría empíricamente después cuando, al dar las ocho de la noche, los temas favorables a Peña bajan de intensidad para volver al otro día en horario laboral.
El 18 de mayo, apenas cuatro días después del incidente, ya con el nombre creado en twitter, #YoSoy132 apropiado como bandera política e identificatoria, realizan una marcha de la Universidad Iberoamericana a Televisa por lo que ellos llaman “el derecho a la información y contra el sesgo informativo”.
Días antes en las redes sociales se había convocado a una marcha llamada “Anti-Peña Nieto” para el sábado 19 de mayo. Gente militante de izquierda o simpatizante del movimiento de Andrés Manuel López Obrador, llamado Movimiento de Regeneración Nacional, Morena, pedían a la gente no asistir. Pedro Miguel, columnista del diario capitalino La Jornada, a través de las redes decía que era una provocación de la contrincante panista, Josefina Vázquez Mota para “involucrar a gente de Morena en desmanes”. Un activista pro López Obrador, Nadim David, decía en un video subido a Youtube: "No se confíen del próximo sábado, podría ser algo premeditado para un golpe al candidato fuerte, que es AMLO. Los medios manipulan a su antojo, mienten, tergiversan, entonces, no se confíen, mejor, no vayan a la marcha, ya por todos lados están 'echando marcha atrás'." Es de llamar la atención que la gente allegada a Josefina Vázquez Mota si difundiera su apoyo a la marcha.
Pese a estos detractores la primera “Marcha anti-Peña Nieto” se realiza en varias ciudades del país con una afluencia insospechada. En la capital participan según #YoSoy132, 46,000 personas.
            Enrique Peña Nieto y su grupo más cercano ven con preocupación la marcha pero reaccionan de la misma manera autoritaria que el PRI ha tenido desde hace tiempo. Descalificaron a los manifestantes, minimizan el hecho pero eso sí, declaran que su candidato no volverá a asistir a ninguna universidad “por problemas de agenda”.
            El 23 mayo #YoSoy132 pide asistir a la Estela de luz. El cuestionado monumento comisionado por el gobierno calderonista para festejar el centenario de la revolución y el bicentenario de la Independencia. Los organizadores solicitaron a los asistentes: “No llevar pancartas o cualquier cosa que haga referencia algún partido político. En las mantas plasmaremos ideas, propuestas, no quejas e insultos. Es ante todo un movimiento pacífico, por lo que no debemos de incitar violencia ni agresiones.”
Es ahí donde los #YoSoy132 dan a conocer sus principios. Dicen ser “un movimiento apartidista, plural, incluyente, constituido por ciudadanos, que busca defender la libertad de expresión y el derecho a la información de los mexicanos, promoviendo un voto informado y con reflexión, siempre en busca de la democratización del país y de los medios de comunicación.”
En la manifestación, mientras los asistentes intercambiaban libros y pintaban pancartas con consignas varios oradores se expresaban. El escritor y activista social, Paco Ignacio Taibo II tomó la palabra. En su discurso comenzó a hablar del candidato presidencial de la izquierda, Andrés Manuel López Obrador. Uno de los integrantes del movimiento, con firmeza pero con respeto, le dijo: “Compañero, este es un acto apartidista.” “¿Entonces para qué me da el micrófono, compañero?”, reviró Taibo. “Yo lo admiro, pero este es un acto apartidista”, contestó el chico quitándole el micrófono.
El 30 de mayo se organiza la primera asamblea #YoSoy132 en Ciudad Universitaria, en Las Islas de la UNAM en donde se dan varios resolutivos. Con una fuerza inusitada consiguen organizar un concierto mitin en el zócalo capitalino el 16 de junio, con estrellas de rock que les son afines. Entre los asistentes estaba la chilena Camila Vallejo, miembro de las Juventudes Comunistas de su país. La activista fue invitada por la Universidad Autónoma Metropolitana y asistió al acto como invitada especial.
Pero lo que ha sido hasta el momento su logro más visible se da el 19 de junio al organizar el tercer debate presidencial y lograr sentar, sin necesidad de ser una entidad pública o una empresa privada, a tres de los cuatro aspirantes presidenciales. Con fallas de transmisión y con la poca experiencia a cuadro, el ejercicio  es elogiado por todos al ser más ágil y menos acartonado a los organizados por el IFE.
El movimiento #YoSoy132, pese a no poder evitar que Enrique Peña Nieto ganara las elecciones, ha creado un ambiente de participación social el cual ha invitado a personas que nunca antes lo habían hecho, a salir a las calles para manifestar su descontento con el duopolio televisivo, principalmente contra Televisa y contra el partido que durante mas de setenta años gobernó el país, el PRI. También ha logrado posicionar una marca, #YoSoy132, en el que gente de distintas posiciones ideológicas pueden cohabitar con un fin común: su oposición a la figura de Peña Nieto y la democratización de los medios de comunicación.
Sin embargo, el movimiento se antoja coyuntural y podría desaparecer cuando la resaca electoral desaparezca, pese a que realizarán su primer “Encuentro Nacional Estudiantil” en Huexca, Morelos y la “Sexta Reunión Interuniversitaria” de vuelta en la UNAM. La razón de su posible desaparición la explica el periodista norteamericano, Malcolm Gladwell en su artículo “La revolución no será twiteada”: “Las redes sociales hacen que sea más fácil para los activistas expresarse, y más difícil que esa expresión tenga un impacto. Los instrumentos de las redes sociales están muy bien preparados para hacer que el orden social existente sea más eficaz. No son un enemigo natural del statu quo.”
Es que mucho del movimiento #YoSoy132 está montado en la supuesta eficacia de las redes sociales. Para apuntalar esta idea en entrevista, Allan Vázquez, estudiante del Claustro de Sor Juana y miembro de #YoSoy132, pondera mucho el uso de facebook y twitter. A la pregunta cómo se ven ellos con respecto a otros movimientos estudiantiles me respondió: “Cada uno ha surgido bajo situaciones históricas distintas, con peticiones y ejes de acción diversos. Cada una de las luchas ha obtenido logros y meritos: en el 68 se ganaron las calles, el derecho a manifestarse. En el 99 se logro defender una educación accesible. La situación con nosotros, #YoSoy132 y lo que lo diferencia en esencia es el cómo nos interconectamos. Las redes sociales es el medio de que utilizamos como canal de información, difusión e interconexión que nos permite una manera más horizontal de comunicación. Así podemos funcionar independientemente de la asamblea general realizando acciones como brigadas de información, expresiones artísticas, difundiendo temas políticos y demás situaciones son posibles simultáneamente.”
            A pesar de las acciones del movimiento #YoSoy132 las televisoras y muchos de los medios impresos sólo ofrecen noticias al margen, breves boletines de movilizaciones multitudinarias que suceden al mismo tiempo en ciudades tan distantes como Mérida o Hermosillo. Por el contrario, la prensa internacional de Washington a Buenos Aires y de Madrid a Tokio, sabe que algo está pasando en México. Habrá que ver si #YoSoy132 sabe sortear el momento político y se consolida como un movimiento civil a largo plazo.

Recuadro 1
Movimientos estudiantiles en México
·         22 de junio de 1968. Luego de un pleito ocasionado por un juego de futbol americano la policía capitalina detiene a varios estudiantes allanando la Vocacional 2 del IPN.
·         4 de agosto de 1968. Se crea el Comité Nacional de Huelga con integrantes de universidades públicas y privada.
·         2 de octubre de 1968. Se da la mayor represión del gobierno priista en la Plaza de las tres culturas.
·         10 junio de 1971. Estudiantes capitalinos, en solidaridad con los de Nuevo León marchan y son reprimidos violentamente por un grupo paramilitar llamado “Halcones”.
·         11 y 12 de septiembre de 1971. Se dan cita en el Festival de Rock y ruedas de Avándaro miles de jóvenes. Los jóvenes pedían tácitamente libertad sexual y libre uso de la mariguana además de otras platas de poder.
·         31 de noviembre de 1986. A razón de las reformas propuestas por el entonces rector, Jorge Carpizo se crea el Comité Estudiantil Universitario para exigir la derogación de los nuevos  reglamentos generales de pagos, exámenes e inscripciones.
·         23 de Febrero de 1987. Luego de álgidas negociaciones entre el CEU de la derogación de los nuevos reglamentos la huelga se da por terminada. Doce de los principales colaboradores del rector Jorge Carpizo renuncian.
·         24 de marzo de 1999. la Asamblea Estudiantil Universitaria (AEU), luego Comité General de Huelga (CGH) convocó a una huelga general para manifestarse contra la modificación al Reglamento General de Pagos que el entonces rector de la UNAM, Dr. Francisco Barnés de Castro presentó.
·         6 de Febrero de 2000. Elementos de la Policía Federal Preventiva tomaron, en un operativo concertado, las instalaciones terminando la huelga.
·        14 de mayo 2012. En un video que lanzan en Youtube, 131 alumnos dicen su nombre, número de cuenta y muestran su credencial para comprobar que son estudiantes de la Ibero y no esquiroles como los habían llamado militantes priistas. En solidaridad estudiantes de otras universidades crean  #YoSoy132.
·         19 de junio de 2012. #YoSoy132 organiza el tercer debate presidencial, en el que participan tres de los cuatro candidatos presidenciales. Enrique Peña Nieto rechaza la invitación por identificar al movimiento en su contra. Se transmite por internet y en Radio Ibero, Reactor y Radio Ciudadana.
·        30 de junio de 2012. Un día antes de las elecciones, #YoSoy132 realiza una marcha silenciosa por la veda electoral.

Recuadro 2
Primavera Mexicana
Al igual que el 68, las manifestaciones mexicanas se dieron en un contexto mundial que las cobijó y hermano. El movimiento #YoSoy132 se da presidido de las acampadas de indignados del llamado M15 español en el que exigen dar marcha atrás a las políticas de recortes presupuestales; las marcha multitudinarias en Chile en las que piden educación gratuita al gobierno del derechista Sebastián Piñera y a las muchas revueltas del mundo árabe, comenzando con Túnez, siguiendo con Egipto y la caída de Mubarak, Líbano, Jordania, Omán, Sudán, Arabia Saudita, Yemen y Siria. Cada movimiento ha tenido diferentes resultados. La mayoría, adversos.