lunes, 28 de diciembre de 2015

Millennials vs el mundo



Platicaba con un amigo, que tiene 22 años, y me decía muy emocionado que “Los Juegos del hambre” le parecían una increíble película de acción. Yo siempre he pensado que esta generación, los llamados “millennials”, se ahogan con muy poco, pero por paradójico que parezca, necesitan mucha información para ahogarse.
            Es decir, son un poco ignorantes, aunque presuman que son “la generación más informada”. Es decir, pueden recitar toda la información de wikipedia sobre el tema pero no tiene la experiencia sobre el hecho. Así son sus héroes. Pongamos como ejemplo a Jennifer Lawrence. Ella ha necesitado cuatro películas para destruir un gobierno totalitario, en la película de la saga de “los juegos del hambre”. Al querido Arnold Schwarzenegger le bastó una simple carrera por un pedazo de ciudad destruida para acabar con una tele dictadura en “The running man”.
Pongamos otro ejemplo, a Kurt Russel le bastó uno solo de sus ojos para rescatar al presidente de los Estados Unidos en “Escape de Nueva York” de la apocalíptica isla de Manhattan. Mientras que se necesitaron varios adolescentes para escapar de un chafa laberinto en “Maze runner” y eso que apenas comienza la saga.
            Los “millennials” se ponen felices de ver los saltos temporales en las historias de los Hombres X, cuando uno, que pasa de los treinta, las había disfrutado hace décadas en los cómics. Está bien, está bien, sueno ya a viejito necio, de esos que pregonan que todo tiempo pasado fue mejor, pero ¿cómo que la apuesta les está quedando grande a los  “millennials”? Es decir, como que no han dejado nada. Quitemos a Harry Potter, y en cuanta a películas se están quedando con la sopa ramen de siempre, solo con un colorante diferente.
Es como el síndrome Stacy Malibú, le ponen un sombrero nuevo al viejo muñeco y se lo tragan creyendo que es nuevo. Y no busco el hilo negro, la mayoría de las películas que disfruto siguen estructuras muy viejas. Por ejemplo, me gusta mucho el cliché del detective torturado que da todo por resolver el caso. ¿En qué consiste el chiste? En que tiene miedo, en que no toman riesgos, prefieren el copy past y el “homenaje”. Prefieren seguir usando los mismos nombres a inventarse uno nuevo. El jodido y aburrido “universo expandido”.
La película “más terrorífica de esta época”, “It Follows”, es casi escena por escena, un remake de “Halloween”. Se van a lo seguro, no quieren arriesgarse en buscar una nueva forma de contar, no quieren darnos un nuevo héroe, un nuevo villano. Y cuando lo encuentran, lo llenan de todos los problemas morales de los animal lovers. Espero que la siguiente generación si nos regale locura. No seguridad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario